Transformación digital, del concepto a la realidad.

Bizkaia Open Future organizó ayer, 27 de abril, una jornada sobre la transformación que están realizando las empresas para adaptarse al paradigma digital actual. En concreto invitaron a dos empresas; a General Electrics, cuyo representante fue Alberto Echeverri, y a la cooperativa Batz, representada por Jatsu Intxaurbe, director de Innovación. Ambos afirmaron que la digitalización trae una mayor productividad, pero reconocieron que, mayormente, es la presión de los clientes y competidores lo que les ha llevado a digitalizarse.

OFAbril

Alberto Echeverri nos contó cómo General Electrics ha realizado una plataforma IoT (Internet de las Cosas) con el objetivo de ofrecer servicio de mantenimiento predictivo en las máquinas que vende. Tardaron 5 años en llevarla a cabo con un coste de 2.000 millones de dólares. Apostaron por la formación de su plantilla e hicieron la plataforma con gente interna más algunas contrataciones. El retorno económico vino a medio plazo, ya que fue a partir del quinto año cuando la plataforma IoT generó un ahorro de 660 millones de dólares, importe que prevén se vaya incrementando anualmente.

Por su experiencia, recomendó empezar a digitalizarse con un sistema básico y, según los trabajadores se vayan adaptando a la nueva tecnología, ir introduciendo más utilidades. Es la base del “User Experince”, que tiene como objetivo facilitar al máximo la usabilidad de aquellas personas destinadas a utilizar dicha tecnología. En su opinión la industria 4.0 no destruye empleo porque “no va de reemplazar a los trabajadores”, sino de hacer que avancen y mejoren al ritmo de la tecnología. Aunque teme que se vaya da dar lo que se conoce como darwinismo tecnológico y haya personas y empresas, que por no haber sabido adaptarse, se queden fuera del mercado.

Jatsu Intxaurbe, quien se considera un escéptico tecnológico, habló sobre la situación de Batz Igorre en su transición hacia la industria digital. Quieren implementar el Big Data, su análisis y la trazabilidad total de cada pieza. Sobre robótica, explicó que actualmente Batz cuenta con 40 robots y su objetivo para 2022 es aumentar ese número hasta que en algunas secciones haya un número igual de operarios que de robots colaborativos. Considera que la robótica no destruirá empleo sino que hará que algunas operaciones se hagan de manera más segura y precisa.

Compartir

Leave a Reply