La Democratización de la robótica

Ayer tuvo lugar en el BIC Barakaldo una charla coloquio sobre robótica en la industria titulada “la democratización de la robótica”. Los 4 ponentes que asistieron opinan que estamos en una fase donde los robots dejan de ser algo exclusivo de grandes empresas para pasar a ser, poco a poco, una herramienta frecuente en las Pymes. Los más comunes son los robots colaborativos, cuya expansión, tal y como Michael Loughlin de Nelmia indicó, se multiplicará en los próximos años.

Estos robots ocupan poco espacio y se encargan de hacer tareas repetitivas. Se pueden anclar a una mesa de trabajo y conviven pacíficamente con los operarios. Jordi Pelegri, de Universal Robots, nos ofreció un ejemplo in situ, presentándonos uno de sus robots. Se asemeja a un brazo. Han vendido más de 10.000 unidades. Un ejemplo de su funcionamiento lo podemos encontrar en este video, donde la empresa Shad nos enseña su robot UR5.

20161020_170508

Otro de los ponentes fue Carlos Uraga de Erle Robotics, una startup vasca que ha revolucionado la robótica con su hardware H-Ros. Explicó que el momento de la democratización de la robótica empieza ahora debido al abaratamiento de componentes y a la utilización de hardwares como el suyo, que puede ser reconfigurado y permite que partes de diferente manufactura puedan interoperar. El objetivo de esta iniciativa es reducir el tiempo de desarrollo en la construcción de un robot para invertir más tiempo en su configuración, que es lo que verdaderamente aporta valor a la industria.

En este sentido David Sánchez, de Tecnalia, explicó que están trabajando en lo que se conoce como robótica de cables; se elimina la rigidez de los robots para hacerlos flexibles, precisos y de fácil colocación. En Vicinay ya trabajan con uno.

Los cuatro ponentes coinciden en afirmar que la robótica cambiará la industria actual; los operarios no harán tareas repetitivas ni pesadas, pero deberán ser más especializados. Jordi Pelegri llegó a decir que los ingenieros serían los operarios del futuro. Creen que el avance de la robótica no supondrá pérdidas de puestos de empleo y han hecho varias alusiones al proceso de expansión de la informática. Según ellos la informática no ha eliminado puestos de trabajo sino que los ha modificado y lo mismo ocurrirá con la robótica.

Por otra parte, creen que varios procesos que se habían externalizado a Asia volverán a Europa gracias al abaratamiento que supone la incursión de la robótica en la industria. La industria europea podrá competir en precios incluso produciendo aquí con mano de obra cualificado y de altos costes salariales. Esto sería una estupenda noticia si finalmente este fenómeno se produce. Nuestro compañero de trabajo pasaría a ser un UR5 y si no se lo cree mire este video.

Compartir

Leave a Reply