Digitalización para hacer tu negocio más rentable

En esta era de explosión de tecnologías, softwares y dispositivos, la digitalización parece un fin en sí mismo, Pero no.

La digitalización es el medio para hacerte más competitivo (y más rentable). Es la adopción de la tecnología nueva más apropiada para cumplir los objetivos de eficiencia que previamente habías determinado. No hay que digitalizarse por digitalizarse. Hay que impulsar la digitalización porque realmente puede hacerte más eficiente y productivo. Rechazar la digitalización puede hacer que tu empresa se estanque, pierda terreno y no cumpla con las expectativas de tus clientes.

En todos los planes de las administraciones públicas y en los artículos sobre tecnología y economía leerás que la digitalización hará que aumentes tu productividad, competitividad y rentabilidad futura. Quizá te preguntes, ¿pero valdrá en mi caso?

El término digitalización es ambiguo y aglutina tecnologías y procesos muy diferentes. Desde hacer una página web con tienda online hasta diseñar e implementar un sistema de recogida y análisis avanzado de datos en la nube que optimiza la producción.

Conseguir discernir qué solución sobre digitalización va a aumentar tu rentabilidad es complicado. Hay propuestas increíblemente buenas que seguramente no necesites. Elegir entre todas ellas cuál es la que mejor se adapta a tus necesidades y cuál es la más fácil y barata de implementar no es tarea fácil. Antes de invertir dinero y recursos en “soluciones” que no responden a tus necesidades, invierte tiempo en indagar qué procesos te favorece digitalizar. Y después busca qué soluciones existen para ese proceso en concreto.

Puedes partir tu empresa por departamentos y buscar qué propuestas sobre digitalización hay para los diferentes departamentos que tienes. Para ventas, administración, RRHH… encontrarás muchas propuestas y muy parecidas independientemente del sector de tu empresa, porque estos departamentos funcionan de una manera similar en todas partes. Las tecnologías que te ofrecerán estarán ampliamente testadas y serán muy fiables. Pero recuerda que estos departamentos no son el eje de tu negocio. Valora hasta qué punto te va a rentar digitalizar uno de estos departamentos. (Que por otro lado, algún día habrá que digitalizar).

El foco principal habría que ponerlo sobre el proceso que más valor añadido te da, que normalmente será tu proceso de fabricación y sus departamentos directos, como mantenimiento, oficina técnica… En este caso conocer lo que han hecho otras empresas de tu sector te puede inspirar. Si pudieras conocer lo que está haciendo la competencia y cómo les va, sería mejor. Y si internamente identificases un problema cuya solución pasase por un proceso de digitalización, te ayudaría a decidir por dónde empezar.

Porque un proceso de digitalización lo que tiene que tener es un objetivo claro. No caigas en objetivos ambiguos como aumentar la competitividadincrementar la rentabilidad o ser más eficiente. Para y reflexiona sobre cuáles son los objetivos que quieres alcanzar y para qué. Qué cambio quieres generar y qué resultados obtener… “quiero conseguir que cualquier técnico de mi equipo pueda consultar de forma remota la versión más actualizada de los esquemas y pueda asistir en remoto a otro compañero”.

Y ese objetivo no tiene por qué ser siempre económico. El objetivo puede ser social porque puede perseguir aumentar la seguridad, o mejorar la ergonomía de los trabajadores. También puede buscar aumentar la satisfacción de los trabajadores haciendo su trabajo más cómodo.

En cualquier caso, las soluciones sobre digitalización que encontrarás en el mercado persiguen una rentabilidad a más corto o largo plazo. Unas lo hacen directamente aumentando tu producción/ventas o rebajando tus costos y otras lo hacen de manera más indirecta mejorando las condiciones y bienestar de los trabajadores o usuarios confiando que ello repercuta positivamente en la cuenta de resultados.

«El que innova empieza perdiendo, pero el que no innova termina perdiendo».

Guillermo Beuchat

Puede que pienses que te va bastante bien como lo estás haciendo ahora y que de momento no necesitas llevar a cabo ningún proceso de digitalización. Pero tienes el hándicap de que probablemente tu competencia esté llevando a cabo algún proceso de digitalización. Y no hacer nada, ya es quedarse atrás. Ya habrás escuchado aquello de que digitalizarse no es una opción, sino una obligación si quieres seguir en el mercado.

Si eres una empresa industrial y estás pensando en mejorar los procesos de localización y diagnóstico de averías y en aumentar el control en las intervenciones del Departamento de Mantenimiento , te podemos ayudar.

Ir arriba